Recorrer Quito desde la altura

GOPR0253-copy

14 Aug Recorrer Quito desde la altura

Hasta hace un par de años, la llegada a Quito en avión ofrecía un sobrevuelo previo que te permitía apreciar la forma oblonga de esta ciudad desde el cielo: 80 km de largo y 5 km de ancho en su parte más angosta.

diaMientras realizabas el sobrevuelo, podías reconocer algunos lugares del centro y el norte: el volcán Pichincha, al occidente, y los valles de Los Chillos y Tumbaco, al este; el Panecillo con su estatua de la Virgen quiteña; las casas adosadas del centro con sus patios y sus tejados anaranjados; los parques Alameda, Ejido y Carolina; el estadio Atahualpa; la Plaza de toros; las avenidas; y los centros comerciales.

Al ver todo eso, a uno se le antojaban las ganas de aterrizar y lanzarse a visitar esos lugares para sentirse parte de la vida de esta ciudad que te cuenta historias en cada rincón.

Quito ha sabido mantener su patrimonio intacto. A diario, los quiteños y las quiteñas rescatan del olvido la memoria de su ciudad para apropiarse de ella y mostrarla al mundo. Por eso, visitar Quito es como abrir un libro. Cada rincón tiene alguna historia extraordinaria que contar. Y todos los quiteños y todas las quiteñas pueden dar fe, porque crecieron con ellas.

IMG_0971¿Sabías, por ejemplo, que una de sus iglesias fue construida por el mismo Lucifer? ¿O que en otra iglesia, una noche, el cuerpo de un difunto se levantó en medio de su velatorio y lanzó uno de los candelabros que alumbraban su ataúd de tal manera que dejó una marca en el suelo de piedra?

Cuando caminas por las calles del Centro Histórico, lo mejor es levantar la mirada para no perderte de todos los detalles. Cada vez que uno va por el centro encuentra algo en que no se había fijado antes. Los balcones floridos, los arcos de las ventanas, las columnas adornadas y todos los elementos de las fachadas de las construcciones de las épocas colonial, independentista, y republicana guardan innumerables detalles, pequeños tesoros para coleccionar en la memoria.

Sin embargo, la mejor opción para recorrer Quito, y sobre todo su centro, y observar más de cerca todos esos lugares de la ciudad de las maravillas es a bordo del Quito Tour Bus. Así como desde la altura del avión en descenso se tenía la mejor vista los espacios grandes de la capital, a cinco metros del suelo puedes observar detalles que no se ven fácilmente cuando caminas: los espacios pequeños, los fragmentos que han ido construyendo la historia de esta ciudad.

45Los recorridos en los buses de dos pisos siempre están acompañados de comentarios en varios idiomas respecto a los lugares que se van conociendo. Los guías que acompañan los recorridos también pueden darte sugerencias de qué debes conocer y hacia dónde debes dirigirte. Además, con la guía Quito Tour Pass, tú armas tu propio recorrido por los lugares más atractivos de la visita a la capital de Ecuador.

Con el mismo boleto puedes subir y descender en cualquier parada y en todos los recorridos de los buses durante el día. De esta manera puedes visitar todos los lugares de interés para conocer y disfrutar de Quito, su historia, sus costumbres, su comida, sus tradiciones y su gente.

¡Anímate! Sé parte de lo que Quito te ofrece, déjate envolver por la emoción de recorrer sus calles y descubrir sus tesoros, porque recorrer la cuidad desde lo alto te ubica en la exacta perspectiva para admirar la ciudad que es un tesoro en sí misma.

Escrito por: Nicolás Jara